657 30 14 17 info@maribelpaz.es

      El divorcio es un acontecimiento biográfico fuertemente impactante en la vida de las personas y con una carga emocional tan compleja y demoledora que deja secuelas a lo largo de la vida.

      Una vez que los papás han decidido que van a separarse, hay que hablar con el hijo y comunicarle la difícil noticia.

      Un niño de 2 años o menos, seguramente no se dará cuenta de que su vida es diferente, siempre y cuando ambos padres sigan estando en su vida.

      Un niño de más de 2 años, si puede empezar a experimentar ansiedad sobre que va a ser de él y si va a continuar viendo a sus padres. A esta edad no gustan los cambios porque les atemoriza.

      22 Recomendaciones para dar la noticia del divorcio a tu hijo

      1. Se busca un buen momento. Que no sea antes de irse a dormir, antes de dejarlo en el cole…
      1. Lo mejor es que lo hagan los dos progenitores a la vez. Hay que ponerse de acuerdo en lo que se va a decir al niño. La presencia de ambos al dar la noticia, le ofrecerá al niño más seguridad y confianza, reforzando la idea que es una decisión conjunta.
      1. Se dejan a un lado los sentimientos y actitudes de enfado, culpa o remordimientos. Se mantiene uno lo más neutro y natural posible. Se evitan las acusaciones y discusiones con la pareja en esos momentos.
      1. La conversación sobre el divorcio debe adaptarse a la edad del hijo, grado de madurez y temperamento. Queremos que el niño entienda bien lo que se le está diciendo, así que usamos un lenguaje neutro, concreto, simple y sincero. Unas cuantas frases clave serán suficientes. Si el niño ha presenciado muchas discusiones,  éstas pueden servir de argumento a la decisión tomada.
      1. Un mensaje fundamental que debe llegarle en estos momentos al niño, es que lo que ha ocurrido es un asunto entre su madre y su padre, un problema de adultos, de parejas, y que él como niño, no tiene nada que ver con la decisión, por tanto ni es culpable ni responsable de la separación. Es básico que se insista en este mensaje para tranquilizar y desculpabilizar al niño.
      1. Otro mensaje muy importante es que seguirá recibiendo amor incondicional por parte de los dos y  seguirá viendo a los dos, además, de recibir la atención que merece  y a la que tiene derecho como hijo. Pase lo que pase.

      1. Se puede explicar que los adultos tienen una forma de querer que, a veces, ocasiona problemas, que sucede en muchas familias y que esto es normal. No somos bichos raros. Se buscan ejemplos, de familias conocidas, futbolistas, actrices famosas y demás…que pasen o hayan pasado por este mismo proceso.
      1. Un argumento para decir al niño es que cuando los adultos que viven juntos en pareja no se ponen de acuerdo en temas importantes y la mayor parte del tiempo discuten, no es bueno para la felicidad de ambos vivir de esa forma y es necesario que cada cual viva en una casa diferente para ser feliz. Lo que buscamos es la felicidad de todos, de papá, de mamá y tuya. ¿Estás de acuerdo con esto?, ¿Quieres que tus papás sean felices?.
      1. Se dice al niño que han pensado igualmente en su felicidad y están seguros que si papá y mamá son felices en casas diferentes, él también será más feliz a la larga, aunque de momento no lo crea así.
      1. Se le dice al niño que el divorcio es una cuestión de la pareja, de adultos y que es definitivo, pero que los lazos padre-hijo nunca se rompen, no existe el divorcio con los hijos, sino que hijos y padres están unidos de por vida afectivamente y por ley, lo dicen los jueces. Y eso todo el mundo lo respeta y lo sabe. Es un tema indiscutible el amor y los lazos de unión padres-hijos.
      1. Se queda abierto a brindar toda la información y a responder a todas las preguntas que ahora no surjan, para más adelante, en otro momento. En el entendimiento que ahora es difícil asimilar la noticia y que quizá le haya cogido por sorpresa. Se deja claro que ambos progenitores resolverán todas las dudas que le preocupen con toda la sinceridad.

      1. No se le da a los hijos los detalles de la ruptura matrimonial, basta que entiendan claramente y honestamente lo que va a cambiar en sus vidas y a lo que se deben enfrentar y lo que no va a cambiar nunca. Nada más.
      1. Durante la conversación hay prestar atención al lenguaje no verbal. Mantenemos un adecuado lenguaje corporal. También nos fijamos en el lenguaje corporal del niño. Usaremos miradas, gestos, caricias y abrazos que jueguen a favor de la conversación.
      1. Prestamos mucha atención al espacio, tiempo y ternura para que el niño asimile la noticia de forma adecuada.
      1. Los niños requieren cierto tiempo de asimilación ante la noticia del divorcio de los padres. Entre 2 a 6 meses.
      1. Expresar al niño que tiene todo el derecho a estar molesto, decepcionado, triste o preocupado. Es normal que se sienta así. Expresamos nuestro malestar por hacer que pase por esto, pero le explicamos que en la vida hay momentos duros como éste y que se afrontan con amor y fuerza y que con el tiempo se irán suavizando esos sentimientos. Facilitamos la expresión de las emociones, acompañamos y legitimamos al niño.
      1. Hay que tener en cuenta que el niño va a sufrir un proceso de duelo, por la pérdida no sólo de un progenitor, sino de muchas cosas más y esto es muy duro, pero forma parte del proceso de asimilación del hecho traumático. Se le explica que lo puede hablar cuando quiera y que estaremos, ambos padres, ahí para escuchar lo que nos tenga que decir. Queremos que se desahogue y no se calle sus sentimientos de pesar.

      1. Hay que prestar atención a los cambios de comportamiento y de ánimo en el niño: alimentación, sueño, temas de conversación, fatiga, socialización, afectividad, gustos…
      1. Hay que prestar también atención a los comportamientos conscientes e inconscientes por complacer a los padres y crear espacios que eviten la separación. Le señalaremos que no es buena idea ni vamos a apoyar este tipo de comportamientos.
      1. Prestar igualmente atención, a que los niños se coloquen en “posición del fuerte”. Pues creen que sus padres necesitan de ellos en estos momentos y es su deber ayudarles. Ningún hijo debe asumir ese rol. El niño adquiere un papel de protector del progenitor que siente como más débil, ”el perdedor o abandonado”, ejerciendo una función defensora que no le corresponde.
      1. Prepárese para contestar a las preguntas de su hijo: ¿Con quién voy a vivir?, ¿Dónde iré al Colegio?, ¿Quién cuidará de papá?, ¿Podré quedarme con mi perro?, ¿Dónde voy a dormir?, ¿Podré ir a la casa de la playa?, ¿Podré ir a visitar a la abuela?, ¿Voy a poder ir al fútbol con papá?, ¿Por qué sucede esto?…
      1. Se sincero con tu hijo. No siempre se tienen todas las respuestas pero se puede decir, sin dudar, que se contestará de forma honesta, cuando los papás hayan terminado de decidir con el juez, lo conveniente y legal para que todo el mundo sea más feliz. También, se le puede comentar que aún no sabe la respuesta a esa pregunta pero que se agradece la pregunta,  porque comparte y expresa la preocupación que siente y se responderá en cuando se sepa con seguridad la respuesta.

            Hay que transmitir seguridad y confianza, para tranquilizar al niño y disminuir su inestabilidad y preocupación.

      Afrontar los cambios traumáticos es una de las cosas más difíciles que hay, pero también hay que saber el poder de adaptación de los seres humanos. Así pues, si siguen las pautas en las que coinciden todos los profesionales, se busca la sabiduría y fortaleza interior y se ponen en práctica las nuevas habilidades de afrontamiento aprendidas y aconsejadas por los expertos, poco a poco, te adaptarás exitosamente a la nueva situación y  superarás con éxito este periodo de la vida que a muchos de nosotros nos toca vivir.

      En el siguiente artículo podrás leer los 12 Objetivos para tratar y ayudar a los niños de padres divorciados (Parte 3).

       

                                                      Sí, se puede. ¡Claro que sí!

       

       

       

      Bibliografía:

      -Revista de la asociación española de Neuropsiquiatría. 2004.Separación o Divorcio. Reyes Vallejo Orellana.

      -Hospital Gregorio Marañón. Programa de formación continuada. Pediatría y Psiquiatría.

      -www.psicologíaymente.net

      -www.kidhealth.org

      -www.solohijos.com

      -www.guiainfantil.com

       

      Maribel Paz

      Maribel Paz

      Psicóloga de Adultos y Parejas en Madrid.
      Especialista en Terapia Infantil y Adolescente

      Share This