657 30 14 17 info@maribelpaz.es

       

      Aplicando con rigor el siguiente decálogo, encontrarás a tu media naranja  y  harás feliz a cupido.

      1. Preséntate a los demás tal y como eres, defectos incluidos.

      No se te ocurra empezar a hablar de tus defectos ni que éstos sean el centro de la cita. ¡Eso no!
      Hable de ellos con sentido del humor y con la humanidad que tenerlos implica. Así, es más auténtico desde el principio y no se pierde espontaneidad.
      También, sentirás seguridad al decir y transmitir cosas al otro y dejas que los demás te conozcan mejor sin crearles falsas expectativas que más adelante pueden frustrarse.

      consejos-amor-3

      2. Si alguien te interesa como pareja, no pierdas ninguna oportunidad de conocer todo lo referente a su familia de origen.

      ¡Sí, ya se que es un fastidio empezar a conocer a l@s  suegr@s  y a l@s cuñad@s!. Si es posible conóceles personalmente, obtendrás,  conscientemente o no, valiosísima información que te podrá hacer decidir si es una persona que te interesa. Saca información sobre:

      • Si respetan la individualidad.
      • El grado de tensión que se permiten entre ellos.
      • Cuanto marcan las distancias entre quienes pertenecen o no pertenecen a la familia.
      • El grado en que se marca y respeta la jerarquía familiar. La apertura hacia ideas nuevas.
      • Las cualidades y defectos que comparten.
      • El puesto más o menos relevante que ocupa en la familia la persona por la que te interesas.
      • Cuánto valoran la cultura.

       

      consejos-amor-4

      3. Realiza aquellas actividades que sean de tu agrado.

      Las que concuerden con tu filosofía de vida, experiencias, valores, dotación física…. Así te será más fácil rodearte de personas compatibles contigo y con las que tendrás más oportunidad para coincidir.

      consejos-amor-5

      4. Comparte tus emociones.

      Habla de emociones. Lo que realmente nos da a conocer a los demás, es transmitir lo que sentimos, miedo, deseo, alegría, impaciencia, celos…
      Les da a los demás mucha información sobre uno mismo,  e igualmente, les invita a transmitir sus propias emociones, con lo que conocemos más a la persona y esto es lo que en definitiva une.

       

      No olvide que emparejarse no es una tarea teórica o intelectual sino una aventura emocional.

       

      consejos-amor-6

      5. Demuestra interés por las emociones ajenas.

      Por lo que a la otra persona le alegra, le entristece. Por lo que le da miedo, lo que desea… Esto facilitará la unión persona-persona. Le dará ventaja sobre cualquier competidor de características semejantes a usted.

      ¡Elimina competidores!

      6. No persistas con alguien que sientes visceralmente incómodo.

      Aunque la inteligencia no encuentre el motivo y aunque los demás insistan en que puede ser buena pareja para usted. A veces, tu percepción capta a un nivel no consciente, determinados detalles o características que no resultan convenientes para ti. No tiene por qué tratarse de defectos, manías, vicios, ni ninguna otra cosa reprochable, pero sí habrá algo que no llegaremos a dilucidar, que es desaconsejable para ti.

      consejos-amor-7

      7. Guarde cierta reserva emocional para con una persona mientras no tenga con ella alguna experiencia sexual.

      Usted decide cuándo y cómo se permite tener experiencias sexuales con una persona, pero tenga en cuenta que no conoce verdaderamente a una potencial pareja mientras no tenga varios contactos sexuales con ella. ¡Si nuestros bisabuelos levantaran la cabeza!

      consejos-amor-8

      8. Si inicia una relación con alguien, sea totalmente sincero sobre lo que le gusta y no de las actividades que comparten.

      Esto no es incompatible con que en muchos casos se avenga gustosamente a realizar actividades y frecuentar lugares que a  la otra persona le guste. Sólo así podrán llegar al equilibrio estable.

      consejos-amor-9

      9. Medite sobre el hecho de que establecer pareja le supondrá algunas claras desventajas respecto a su situación actual.

      ¡No todo son ventajas amig@s!. Si bien la vida en pareja es altamente valorada,  y es cierto algunas innegables ventajas respecto a vivir solo o a vivir con la familia de origen, también supone desventajas,  de tipo emocional principalmente:

      • Tener que compartir cosas desagradables.
      • Pasar menos tiempo con otras personas: amigos, padres, hermanos..
      • Perder cierto grado de intimidad.

      Solo si estas pérdidas se asumen de corazón, estarás en condiciones psicológicas de emparejarte.

      consejos-amor-10

      10. Realice un análisis crítico de su propia vida, y de las personas que le rodean.

      Idealizar a nuestros seres queridos y/o a nosotros mismos sólo nos lleva a ver defectos en las personas que van apareciendo en nuestras vidas.

      Reconocer de corazón, no de cabeza, que el modelo familiar vivido es claramente mejorable, que se puede enfocar la vida de manera distinta a como la hemos enfocado anteriormente y que es inevitable el cambio;  y a veces, hay desaferrarse a los tradicionales esquemas…

      Revisar en definitiva la propia historia, es inescapable, si se quiere construir una convivencia a medias con alguien que parece compatible.

      Bibliografía:

      -Adaptado “Cómo elegimos pareja. Te quiero, yo tampoco”. Esteban Cañamares. 2005.
      -Imágenes de http://www.flaticon.com/authors

      Maribel Paz

      Maribel Paz

      Psicóloga de Adultos y Parejas en Madrid.
      Especialista en Terapia Infantil y Adolescente

      Share This